MIGUEL HERNÁNDEZ-EL POETA DE ORIHUELA

MIGUEL HERNÁNDEZ

retrato_buero_firma

Poeta español nacido en Orihuela, Alicante, en 1910.
Hijo de campesinos, desempeñó entre otros oficios, el de pastor de cabras. Guiado por su amigo Ramón Sijé,
se inició en la poesía desde los veinte años; publicó su primer libro «Perito en lunas» en 1933 y posteriormente,
los sonetos agrupados en «El rayo que no cesa», marcaron la experiencia amorosa del poeta.
Durante la guerra civil militó muy activamente en el bando republicano como Comisario de Cultura, siendo encarcelado
y condenado a muerte al terminar el conflicto. Antes de morir, enfermo y detenido, publicó su última obra, «Cancionero
y romancero de ausencias».
Falleció en 1942.

miguel-hernandez-en-el-frente-durante-la-guerra-civil

MiguelHernandez_hermanos

S.XX-GENERACIÓN DEL 27-MIGUEL HERNÁNDEZ:LLAMO A LOS POETAS,1939

Entre todos vosotros, con Vicente Aleixandre
y con Pablo Neruda tomo silla en la tierra:
tal vez porque he sentido su corazón cercano
cerca de mí, casi rozando el mío.

Con ellos me he sentido más arraigado y hondo,
y además menos solo. Ya vosotros sabéis
los solo que yo voy, por qué voy yo tan solo.
Andando voy, tan solos yo y mi sombra.

Alberti, Altolaguirre, Cernuda, Prados, Garfias,
Machado, Juan Ramón, León Felipe, Aparicio,
Oliver, Plaja, hablemos de aquello a que aspiramos:
por lo que enloquecemos lentamente.

Hablemos del trabajo, del amor sobre todo,
donde la telaraña y el alacrán nos habitan.
Hoy quiero abandonarme tratando con vosotros
de la buena semilla de la tierra.

Dejemos el museo, la biblioteca, el aula
sin emoción, sin tierra, glacial, para otro tiempo.
Yo sé que en esos sitios tiritará mañana
mi corazón helado en varios tomos.

Quitémonos el pavo real y suficiente,
la palabra con toga, la pantera de acechos.
Vamos a hablar del día, de la emoción del día.
Abandonemos la solemnidad.

Así: sin esa barba postiza, ni esa cita
que la insolencia pone bajo nuestra nariz,
hablaremos unidos, comprendidos, sentados,
de las cosas del mundo frente al hombre.
Así descenderemos de nuestro pedestal,
de nuestra pobre estatua. Y a cantar entraremos
a una bodega, a un pecho, o al fondo de la tierra,
sin el brillo del lente polvoriento.

Ahí está Federico: sentémonos al pie
de su herida, debajo del chorro asesinado,
que quiero contener como si fuera mío,
y salta, y no se calla entre las fuentes.

Siempre fuimos nosotros sembradores de sangre.
Por eso nos sentimos semejantes al trigo.
No reposamos nunca, y eso es lo que hace el sol,
y la familia del enamorado.

Siendo de esa familia, somo las sal del aire.
Tan sensibles al clima como la misma sal,
una racha de otoño nos deja moribundos
sobre la huella de los sepultados.

Eso sí: somos algo. Nuestros cinco sentidos
en todo arraigan, piden posesión y locura.
Agredimos al tiempo con la feliz cigarra,
con el terrestre sueño que alentamos.

Hablemos, Federico, Vicente, Pablo, Antonio,
Luis, Juan Ramón, Emilio, Manolo, Rafael,
Arturo, Pedro, Juan, Antonio, León Felipe.
Hablemos sobre el vino y la cosecha.

Si queréis, nadaremos antes en esa alberca,
en ese mar que anhela transparentar los cuerpos.
Veré si hablamos luego con la verdad del agua,
que aclara el labio de los que han mentido.

De: El hombre acecha, 1939. En: Miguel hernández, Obra completa, I, Espasa Calpe, Madrid, 1992.

miguelyjosefina

S.XX-GENERACIÓN DEL 27-MIGUEL HERNÁNDEZ:LA POESÍA COMO ARMA,1937

Nací en Orihuela hace veintiséis años. He tenido una experiencia del campo y sus trabajos, penosa, dura, como la necesita cada hombre, cuidando cabras y cortando a golpe de hacha olmos y chopos, me he defendido del hambre, de los amos, de las lluvias y de estos veranos levantinos, inhumanos, de ardientes. La poesía es en mí una necesidad y escribo porque no encuentro remedio para no escribir. La sentí, como sentí mi condición de hombre, y como hombre la conllevo, procurando a cada paso dignificarme a través de sus martillerazos .
Me he metido con toda ella dentro de esta tremenda España popular , de la que no sé si he salido nunca. En la guerra, la escribo como un arma, y en la paz será un arma también aunque reposada. Vivo para exaltar los valores puros del pueblo, ya su lado estoy tan dispuesto a vivir como a morir.

Fuente: Miguel Hernández, Obras completas, Espasa Calpe, Madrid, 1992.

Català: Exterior de la casa-museu del poeta Mi...
Català: Exterior de la casa-museu del poeta Miguel Hernández d’Oriola. (Photo credit: Wikipedia)

De “Imagen de tu huella” 1934

Astros momificados y bravíos…

Astros momificados y bravíos
sobre cielos de abismos y barrancas
como densas coronas de carlancas
y de erizados pensamientos míos.

Bajo la luz mortal de los estíos,
zancas y uñas se os ponen oriblancas,
y os azuzáis las uñas y las zancas
¡en qué airados y eternos desafíos!

¡Qué dolor vuestro tacto y vuestra vista!
intimidáis los ánimos más fuertes,
anatómicas penas vegetales

Todo es peligro de agresiva arista,
sugerencia de huesos y de muertes,
inminencia de hogueras y de males.

Català: Casa-museu de Miguel Hernández. Orihue...
Català: Casa-museu de Miguel Hernández. Orihuela. Español: Casa-museo de Miguel Hernández. Orihuela. (Photo credit: Wikipedia)


* * * * *

Mis ojos, sin tus ojos, no son ojos…

Mis ojos, sin tus ojos, no son ojos,
que son dos hormigueros solitarios,
y son mis manos sin las tuyas varios
intratables espinos a manojos..

No me encuentro los labios sin tus rojos,
que me llenan de dulces campanarios,
sin ti mis pensamientos son calvarios
criando nardos y agostando hinojos.

No sé qué es de mi oreja sin tu acento,
ni hacia qué polo yerro sin tu estrella,
y mi voz sin tu trato se afemina.

Los olores persigo de tu viento
y la olvidada imagen de tu huella,
que en ti principia, amor, y en mí termina.

English: Sculpture of Emilio Mosquera Porto (s...
English: Sculpture of Emilio Mosquera Porto (sculptor). The population of Vilagarcía de Arousa to Miguel Hernández Galego: Escultura de Emilio Mosquera Porto (escultor). O pobo de Vilagarcía de Arousa a Miguel Hernández (Photo credit: Wikipedia)


* * * * *

Español: Higuera bajo la cual pasaba su tiempo...
Español: Higuera bajo la cual pasaba su tiempo Miguel Hernández, en su casa-museo de Orihuela (Comunidad Valenciana, España) (Photo credit: Wikipedia)


Pirotécnicos pórticos de azahares…

Pirotécnicos pórticos de azahares,
que glorificarán los ruy-señores
pronto con sus noctámbulos ardores,
conciertan los amargos limonares.

Entusiasman los aires de cantares
fervorosos y alados contramores,
y el giratorio mundo va a mayores
por arboledas, campos y lugares.

La sangre está llegando a su apogeo
en torno a las criaturas, como palma
de ansia y de garganta inagotable.

¡Oh, primavera verde de deseo,
qué martirio tu vista dulce y alma
para quien anda solo y miserable!

ese terruño abandonado
ese terruño abandonado (Photo credit: pegatina1)

Elegía a Ramón Sijé

                                                                      (En Orihuela, su pueblo y el mío, se me
ha muerto como el rayo, Ramón Sijé,
con quien tanto quería.)

Yo quiero ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas,
compañero del alma tan temprano.

Alimentando lluvias, caracolas,
y órganos mi dolor sin instrumentos,
a las desalentadas amapolas

daré tu corazón por alimento.
Tanto dolor se agrupa en mi costado,
que por doler, me duele hasta el aliento.

Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.

No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.

Ando sobre rastrojos de difuntos,
y sin calor de nadie y sin consuelo voy
de mi corazón a mis asuntos.

Temprano levantó la muerte el vuelo,
temprano madrugó la madrugada,
temprano está rodando por el suelo.

No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.

En mis manos levanto una tormenta
de piedras, rayos y hachas estridentes,
sedienta de catástrofes y hambrienta.

Quiero escarbar la tierra con los dientes,
quiero apartar la tierra parte a parte
a dentelladas secas y calientes.

Quiero mirar la tierra hasta encontrarte
y besarte la noble calavera
y desamordazarte y regresarte.

Volverás a mi huerto y a mi higuera,
por los altos andamios de las flores
pajareará tu alma colmenera

de angelicales ceras y labores.
Volverás al arrullo de las rejas
de los enamorados labradores.

Alegrarás la sombra de mis cejas
y tu sangre se irá a cada lado,
disputando tu novia y las abejas.

Tu corazón, ya terciopelo ajado,
llama a un campo de almendras espumosas,
mi avariciosa voz de enamorado.

A las aladas almas de las rosas
del almendro de nata te requiero,
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.

António de Oliveira Salazar e Óscar Fragoso Ca...
António de Oliveira Salazar e Óscar Fragoso Carmona, Portugal (Photo credit: Biblioteca de Arte-Fundação Calouste Gulbenkian)
Pablo Neruda (1904–1973)
Pablo Neruda (1904–1973) (Photo credit: Wikipedia)
Pablo
Pablo (Photo credit: ellenmac11)

ADONIS (AHMAD SAID ESBER)

Adonis (poeta)

Adonis_Cracow_Poland_May12_2011_Fot_Mariusz_Kubik_08

English: Antun Saadeh - Syrian intellectual an...
English: Antun Saadeh – Syrian intellectual and founder of the SSNP. (Photo credit: Wikipedia)

Ali Ahmad Said Esber1 (Al Qassabin1 de enero de 1930), conocido por su seudónimo Adonis o Adunis,2 es un poeta y ensayista sirio.

Adonis ha desarrollado su carrera literaria principalmente en el Líbano y Francia. Ha publicado más de veinte libros de poemas en árabe, y es considerado desde hace varios años uno de los aspirantes a obtener el Premio Nobel de Literatura.

Adonis nació en el norte de Siria, en una familia alauí. Durante su infancia trabajó en el campo, pero ya en aquella época su padre le recitaba poesías, que le hacía memorizar. Adonis pronto mostró facilidad para la composición, y en 1947, con 17 años, tuvo la oportunidad de recitar un poema delante del presidente sirio Shukri al-Kuwatli; esto supuso su ingreso en una escuela de Latakia y después en la Universidad de Damasco, donde se licenció en Filosofía en 1954.

Pese a lo que se ha afirmado, el seudónimo de Adonis no se lo impuso el líder del nacionalismo sirioAntun Saadeh, sino que fue el propio Ali Ahmad quien lo eligió tras haber visto sus obras rechazadas en varias revistas bajo su nombre real. En 1955, Said estuvo preso durante seis meses por ser miembro del Partido Social Nacionalista Sirio. Tras su liberación, se instaló en Beirut, donde fundó, junto con el poeta Yusuf al-Khal, la revista Shi’r (‘poesía’). A partir de este momento, Adonis abandonó el nacionalismo sirio, para abrazar elpanarabismo, al tiempo que renunciaba a buena parte de la carga política en sus obras.

Said recibió una beca para estudiar en París entre 1960 y 1961. Entre 1970 y 1985 fue catedrático de literatura árabe en la Universidad del Líbano. En 1976, fue nombrado profesor invitado en la Universidad de Damasco. En 1980, emigró a París para escapar de la Guerra Civil Libanesa, y durante unos años fue profesor en la La Sorbona y en el Colegio de Francia.

FUENTE: http://es.wikipedia.org

 

Taracea de Granada
Taracea de Granada (Photo credit: Landahlauts)
Death of Adonis, by Luca Giordano.
Death of Adonis, by Luca Giordano. (Photo credit: Wikipedia)

Deseo

Si me abriera sus brazos
un cedro,
entre las arboledas de honduras y de años.
Si me guardara
de las perlas y velas tentadoras.

Si yo tuviera sus raíces,
y se anclara mi rostro tras su triste corteza.

Me haría entonces nubarrones y rayos
en lontananza,
este país de confianza.

Mas todo ramo en las arboledas
de honduras y de años, viviendo yo,
es fuego sobre mi frente,
fuego de fiebre, de perdición,
que devora la tierra que me guarda.

De “Canciones de Mihyar el de Damasco” 1961
Versión de Pedro Martínez Montávez

FUENTE: http://amediavoz.com

 

INSTITUTO DE FRANCIA
INSTITUTO DE FRANCIA (Photo credit: PIKAPLE)
Las casas de la población civil libanesa fuero...
Las casas de la población civil libanesa fueron el objetivo prioritario del ejército de los ocupantes de Palestina (Photo credit: Paz Ahora)

Diálogo

¿Quién eres tú?
¿Qué luz, bajo los párpados,
te llora?
¿Dónde estuviste?
¡Enséñame lo que has escrito!

Yo no le respondí,
no podía decir ni una palabra.
Había roto todos mis papeles,
por no haber encontrado
estrellas en las nubes de la tinta-

¿Qué luz, bajo los párpados,
te llora?
Dime, ¿dónde estuviste?

Y no le respondí.
La noche era una choza beduina.
Las lámparas,
la gente de la tribu.
Y yo, tan solamente
un sol enflaquecido,
bajo el cual la ancha tierra
había cambiado de sitio las colinas.
Mientras el descarriado se encontraba
con el largo camino.

De “Canciones de Mihyar el de Damasco” 1961
Versión de Pedro Martínez Montávez

Placas de Colombia: Líbano (Tolima)
Placas de Colombia: Líbano (Tolima) (Photo credit: pattoncito)
Durante la vendimia
Durante la vendimia (Photo credit: Casa Rural País Vasco)

El extravío

Perdido, tiro mi rostro al polvo
y a la mañana,
lo arrojo a la locura.
Mis ojos son de yerba y son de incendio.
Mis ojos son banderas y emigrantes.

Perdido, tiro mi rostro al polvo
y a la mañana.
Nazco al fin del camino. Grito.
Y que griten conmigo el camino y el polvo.

¡Qué hermoso es que mi rostro, oh Dios,
se pierda en mí! ¡Qué hermoso que me pierda
yo, colmado de fuego!
¡Oh tumba! ¡Oh final mío
al comenzar la primavera!

De “Canciones de Mihyar el de Damasco” 1961
Versión de Pedro Martínez Montávez

English: Adonis microcarpa עברית: דמומית קטנת-פרי
English: Adonis microcarpa עברית: דמומית קטנת-פרי (Photo credit: Wikipedia)
Adonis vernalis (48°05' N 16°56' E)
Adonis vernalis (48°05′ N 16°56′ E) (Photo credit: HermannFalkner/sokol)

El viajero

He dejado
-viajero.
mi rostro sobre el vidrio de mi lámpara.
Mi mapa es una tierra sin creador.
La negación de todo, mi evangelio.

De “Canciones de Mihyar el de Damasco” 1961
Versión de Pedro Martínez Montávez

Español: Vista de la ciudad del Libano, Tolima...
Español: Vista de la ciudad del Libano, Tolima, Colombia, con el Nevado del Tolima al fondo. (Photo credit: Wikipedia)

En la sombra de las cosas

Yo prefiero quedar en la penumbra;
quedarme en el secreto de las cosas.

Me gusta introducirme en las criaturas.
Errar como una idea.
Extraño como el arte.
Anónimo,
incierto
y olvidado.

Naciendo, nuevamente,
en cada día.

De “Canciones de Mihyar el de Damasco” 1961
Versión de Pedro Martínez Montávez

Adonis. Marble, antique torso restored and com...
Adonis. Marble, antique torso restored and completed by Duquesnoy. (Photo credit: Wikipedia)

Espejo de una pregunta 

Pregunté y me dijeron:
la rama cubierta de fuego es un pájaro,
y me dijeron que mi rostro era una ola
y el rostro del mundo espejos,
suspiros de marinero y faro.
Y vine.
Tinta era el mundo en mi camino
y cada estremecimiento una frase.
No sabía que entre nosotros
había un puente de hermandad,
de pasos de fuego y profecía.
No sabía que mi rostro
era un barco navegando en una chispa.

De “El teatro y los espejos” 1988
Versión de María Luisa Prieto

Ibn Hazm
Ibn Hazm (Photo credit: Landahlauts)
sorbonne
sorbonne (Photo credit: jnkypt)

Espejo del cuerpo del amante 

Cada día, el cuerpo del amante
se disuelve en el aire,
se convierte en perfume,
gira, convoca a todos los perfumes
a que se reúnan en su lecho,
cubre sus sueños,
se evapora como incienso,
vuelve como incienso.
Sus primeros poemas son sufrimiento
de niño perdido en el torbellino de los puentes,
sin saber mantenerse en el agua
ni cruzarla.

De “El teatro y los espejos” 1988
Versión de María Luisa Prieto

Perpignan - Francia
Perpignan – Francia (Photo credit: Marcelo Caballero)

JULIO FLORENCIO CORTAZAR DESCOTTE

JULIO CORTAZAR

Julio Cortázar
Julio Cortázar (Photo credit: Wikipedia)
Julio Cortázar
Julio Cortázar (Photo credit: Mondo Gasparotto)

Infancia

Julio Cortázar nació en Ixelles, un municipio de la Región de Bruselas-Capital, situado al sur de Bruselas, el 26 de agosto de 1914. Fue hijo de Julio José Cortázar y María Herminia Descotte. Su padre era argentino y funcionario de la embajada de Argentina en Bélgica, desempeñándose en esa representación diplomática como agregado comercial. Más adelante en su vida declararía: “Mi nacimiento fue un producto del turismo y la diplomacia”. En ese entonces Bruselas estaba ocupada por los alemanes.

FUENTE: http://www.los-poetas.com

FUENTE: http://artespoeticas.librodenotas.com

Español: Calle Alem, casi esquina Acassuso. Sa...
Español: Calle Alem, casi esquina Acassuso. San Isidro, Zona Norte del Gran Buenos Aires, Argentina (Photo credit: Wikipedia)
Ixelles
Ixelles (Photo credit: Spigoo)

Siempre se afirmó cierta relación de su padre con el cuerpo diplomático argentino. Sus padres, María Herminia Descotte y Julio José Cortázar, eran argentinos. Hacia fines de la Primera Guerra Mundial, los Cortázar lograron pasar aSuiza gracias a la condición alemana de la abuela materna de Julio, y de allí, poco tiempo más tarde a Barcelona, donde vivieron un año y medio. A los cuatro años volvieron a Argentina y pasó el resto de su infancia en Banfield, en el sur del Gran Buenos Aires, junto a su madre, una tía y Ofelia, su única hermana (un año menor que él). Vivió en una casa con fondo (Los VenenosDeshoras, están basados en sus recuerdos infantiles), pero no fue totalmente feliz. “Mucha servidumbre, excesiva sensibilidad, una tristeza frecuente” (Carta a Graciela M. de Sola, París4 de noviembre de 1963).

Celebración de la victoria en la Primera Guerr...
Celebración de la victoria en la Primera Guerra Mundial (Roma, 1920) (Photo credit: Recuerdos de Pandora)

S.XX-OTROS DEL S.XX.LEY DEL POEMA,1985

Amargo precio del poema,
las nueve sílabas del verso;
una de más o una de menos
lo alzan al aire o lo condenan.

Somos el ajedrez de un río,
el naipe siempre entre dos lumbres;
caen las caras y las cruces
a cada curva del camino.

Cae en el verso la palabra,
en el recuerdo llueve el llanto,
cae la noche, cae el pájaro,
todo es caída amortiguada.

¡Oh libertad de no ser libre,
golpe de dados que desata
la sigilosa telaraña
de encrucijadas y deslindes!

Como tu boca a la manzana,
como mis manos a tus senos,
irá la mariposa al fuego
para danzar su última danza.

Paris Sunset from the Louvre window
Paris Sunset from the Louvre window (Photo credit: Dimitry B)

S.XX-OTROS DEL S.XX-JULIO CORTAZAR: EL POETA,1957

¡Oh rosa, me hablan de la guerra!
¿Cómo podré decirles que eres
aquí en mi ser exactamente
la sola y esencial respuesta?

Yo no estoy lejos de la calle
porque abra arriba mi balcón,
ni lejos del cantar mi voz
porque en el coro usual no cante.

Oh rosa, me hablan de los hombres
como de un triste y cruel trabajo.
Sólo tú sabes que te canto
para llevarte hasta sus voces.

Argentines 010
Argentines 010 (Photo credit: Wikipedia)

LOS AMIGOS

En el tabaco, en el café, en el vino,
al borde de la noche se levantan
como esas voces que a lo lejos cantan
sin que se sepa qué, por el camino.

Livianamente hermanos del destino,
dióscuros, sombras pálidas, me espantan
las moscas de los hábitos, me aguantan
que siga a flote entre tanto remolino.

Los muertos hablan más pero al oído,
y los vivos son mano tibia y techo,
suma de lo ganado y lo perdido.

Así un día en la barca de la sombra,
de tanta ausencia abrigará mi pecho
esta antigua ternura que los nombra.

Flutes - Fue Fukuro
Flutes – Fue Fukuro (Photo credit: avlxyz)

EL NIÑO BUENO

No sabré desatarme los zapatos y dejar que la ciudad me muerda los pies
no me emborracharé bajo los puentes, no cometeré faltas de estilo.
Acepto este destino de camisas planchadas,
llego a tiempo a los cines, cedo mi asiento a las señoras.
El largo desarreglo de los sentidos me va mal. Opto
por el dentífrico y las toallas. Me vacuno.
Mira qué pobre amante, incapaz de meterse en una fuente
para traerte un pescadito rojo
bajo la rabia de gendarmes y niñeras.

quien siembra la miseria...
quien siembra la miseria… (Photo credit: :::mediActivista:::)
Español: Cruce de 25 de Mayo y Martín y Omar, ...
Español: Cruce de 25 de Mayo y Martín y Omar, San Isidro, Zona Norte del Gran Buenos Aires, Argentina. (Photo credit: Wikipedia)
Argentina landscape
Argentina landscape (Photo credit: @Doug88888)

RAFAEL ALBERTI

La niebla se asoma
La niebla se asoma (Photo credit: Siaklin)

“COMO UN GAMO QUE RESOPLA SU MUERTE CERCANA

AQUÍ LA TIENES SOBRE TU ANGAR

Y DE CAZARLO,TUS ROPAS TE DEJAN EN TRAPOS Y GASAS

CASI DESNUDAS,DE CORAZÓN PAREJA DE CAZA…”

……………………………De José María Medina…….

RAFAEL ALBERTI

Poeta y dramaturgo español, nacido en el puerto de Santa María, Cádiz,  en 1902.
Considerado como uno de los grandes poetas del panorama literario español, fue el último poeta de la
Generación del 27, ganador del Premio Nacional de Literatura en 1925 y del Premio Cervantes en 1983.
Durante la guerra civil militó activamente en la política y dirigió varias revistas de orientación comunista.
Vivió en el exilio hasta el año de 1977.
Entre sus obras más importantes se cuentan Marinero en Tierra,  Sobre los ÁngelesCal y Canto
Sermones y Moradas.
Falleció en Madrid en 1999.

FUENTE: http://www.amediavoz.com

Niebla
Niebla (Photo credit: un paseo, una foto)

A galopar

A la línea

A Niebla, mi perro    

A veces Altaír gime largo, tendida…

Amaranta

¡Amor!, gritó el loro…

Anémona encantada…         

Atentado

Campo de batalla

Canción a Altaír

Canción de amor

Castigos

Cúbreme, amor, el cielo de la boca…   

Diálogo entre Venus y Príapo

Huele a sangre mezclada con espliego…

La maldecida

La niña rosa, sentada…

La paloma

La soledad II     

La soledad III               

Luna mía de ayer, hoy de mi olvido…  

Malva-Luna de yelo

Metamorfosis del clavel

Mujer en camisa

Nocturno

Paraíso perdido  

Por allí hondo, una humedad ardiente…

Por amiga, por amiga…

Retornos del amor ante las antiguas deidades

Retornos del amor en la noche triste

Retornos del amor en las arenas

Retornos del amor en los vividos paisajes

Retornos del amor tal como era

Retornos del ángel de sombra

Retornos del amor recién aparecido

Sabes tanto de mí, que yo mismo quisiera…  

Sixtina

Soneto

Subes del mar, entras del mar ahora…

English: Lighthouse at the entrance of Puerto ...
English: Lighthouse at the entrance of Puerto Sherry (Andalucía) Español: Faro de entrada a Puerto Sherry (El Puerto de Santa María – Cádiz). (Photo credit: Wikipedia)

Te digo adiós, amor, y no estoy triste…  

Tirteo

Un papel desvelado en su blancura…

Ven

Ven, ven, así, te beso…

Vuela la noche antigua de erecciones…   

Español: desembocadura del río Guadalete, en E...
Español: desembocadura del río Guadalete, en El Puerto de Santa María (Cádiz). (Photo credit: Wikipedia)

A galopar

Las tierras, las tierras, las tierras de España,
las grandes, las solas, desiertas llanuras.
Galopa, caballo cuatralbo,
jinete del pueblo,
al sol y a la luna.

¡A galopar,
a galopar,
hasta enterrarlos en el mar!
A corazón suenan, resuenan, resuenan,
las tierras de España, en las herraduras.

Galopa, jinete del pueblo
caballo de espuma
¡A galopar,
a galopar,
hasta enterrarlos en el mar!

Nadie, nadie, nadie, que enfrente no hay nadie;
que es nadie la muerte si va en tu montura.
Galopa, caballo cuatralbo,
jinete del pueblo
que la tierra es tuya.

¡A galopar,
a galopar,
hasta enterrarlos en el mar!

Luna
Luna (Photo credit: Claudio ©)

A la línea

A ti, contorno de la gracia humana,
recta, curva, bailable geometría,
delirante en la luz, caligrafía
que diluye la niebla más liviana.

A ti, sumisa cuanto más tirana
misteriosa de flor y astronomía
imprescindible al sueño y la poesía
urgente al curso que tu ley dimana.

A ti, bella expresión de lo distinto
complejidad, araña, laberinto
donde se mueve presa la figura.

El infinito azul es tu palacio.
Te canta el punto ardiendo en el espacio.
A ti, andamio y sostén de la pintura.

La Amargura, paso de palio. Domingo de Ramos. ...
La Amargura, paso de palio. Domingo de Ramos. Semana Santa en El Puerto de Santa María, Cádiz, España. (Photo credit: Wikipedia)

A veces Altair gime largo, tendida…

A veces Altair gime largo, tendida,
hincada por el viento oscuro que la envuelve,
agitada en su sima
dulce de espumas lentas que la llevan
casi a morir sin voz, para salirse
otra vez de su hondo
mar secreto, sin límite, incesante…
Una estrella Altair, latente y poderosa.

 

Brocky, Karoly - Venus and Amor (1850)
Brocky, Karoly – Venus and Amor (1850) (Photo credit: Wikipedia)


Amaranta

Rubios, pulidos senos de Amaranta,
por una lengua de lebrel limados
pórticos de limones desviados
por el canal que asciende a tu garganta.

Rojo, un puente de rizos se adelanta
e incendia tus marfiles ondulados.
Muerde, heridor, tus dientes desangrados,
y corvo, en vilo, al viento te levanta.

La soledad, dormida en la espesura
calza su pie de céfiro y desciende
del olmo alto al mar de la llanura.

Su cuerpo en sombra, oscuro, se le enciende,
y gladiadora, como un ascua impura
entre Amaranta y su amador se tiende.

Ayuntamiento de El Puerto de Santa María
Ayuntamiento de El Puerto de Santa María (Photo credit: Wikipedia)

S.XX-OTROS DEL S.XX-AGUSTÍN GARCÍA CALVO:LXXIX,1983

AGUSTÍN GARCÍA CALVOAgustín García Calvo (Zamora15 de octubre de 1926 – Ibídem1 de noviembre de 2012)1 fue un gramáticopoetadramaturgoensayistatraductor y filósofo español.

200px-Agustin_Garcia_Calvo

Cádiz drago de Bellas ArtesCádiz drago de Bellas Artes (Photo credit: Wikipedia)

POEMA

Cuando un ensueño, roto al alba, nos deja
Con la palabra entre los labios brumosos
vacía y con la mano en vano gesto perdida,
que iba a apuñarlos unos dóciles pechos
o a acariciar la dulce oreja, tan sorda
que ya ni está siquiera, y que nos quedamos
con personajes conversando que apenas
podemos ya seguir en ellos creyendo,
y el tibio caos de almohadas y sábanas
los va borrando del mosaico florido
los mil colores de cilindros y prismas
de los pequeños arquitectos, y todo
se anega en esta fe de la alta mañana,
hasta ese último sensitivo topacio
del ojo izquierdo de la blanca y hermana
perdida y doble que brillaba en un guiño
de inteligencia, y lentamente se empieza a
reconocer que sí, que nadie, que lejos
están, que a más de quinientas leguas

Español: Escudo municipal de Abadiño (Vizcaya)...
Español: Escudo municipal de Abadiño (Vizcaya):Cortinado: 1º, en campo de plata, una tau de azur, sobre una caldera de sable y una venera de su color; 2º, en campo de plata, un árbol de sinople, arraigado, y un lobo de sable pasante al pie del tronco, rodeado el árbol de doce chuzos de su color; 3º, en campo de azur, unos montes de sinople, con una iglesia y un puente, de su color, y bajo el puente ondas de agua de azur y plata.http://www.bizkaia.net/udalnet (Photo credit: Wikipedia)

Español: Escudo municipal de Abadiño (Vizcaya):Cortinado: 1º, en campo de plata, una tau de azur, sobre una caldera de sable y una venera de su color; 2º, en campo de plata, un árbol de sinople, arraigado, y un lobo de sable pasante al pie del tronco, rodeado el árbol de doce chuzos de su color; 3º, en campo de azur, unos montes de sinople, con una iglesia y un puente, de su color, y bajo el puente ondas de agua de azur y plata.http://www.bizkaia.net/udalnet (Photo credit: Wikipedia)

de aire, y más aún, que ni aun sabemos
que fueran ellas (pues, ¿de dónde la blusa
de seda y algas desvahida?, pues ¿cuándo
en sus mejillas esa veta dorada?)
o si eran otras, y alguien en el ensueño
dijo «Pero a tus quince años», y ahora,
al ir contando con los dedos dormidos
sobre la verga tiesa, puede que sean
lo menos veinticinco, y cuando del todo
al sol los ojos descorramos de lágrimas,
ya nuestra hermana cumplirá treintaycuatro,
entonces uno bien querría… los hay
que se incorporan y se lavan los sueños
con agua y con jabón de ducha y toalla
y al punto por los túneles del trabajo
se meten; otros hay que, llenos de alma,
como una encinta a quien trajera su vómito
cada mañana, de una vez se levantan
para acabar con tanta espera y, los ojos
vueltos adentro, arrojan a medio día
allá por fin por la ventana su cuerpo
hacia el menudo tráfico y a las rápidas
cucarachitas de colores; algunos
también acaso al despertarse recuerdan
que tienen una cita para las cuatro
con su conquista bien real y morena
en la terraza de `La Bola de Oro´,
y así con eso de un tirón se levantan
y en camiseta a rasurarse briosos
se ponen con la espuma de la mañana
y trinan y gorjean y ante el espejo
las bolsas de los párpados se arremangan;
pero yo al menos bien querría que en cambio
mi desesperación como un árbol fuera,
un árbol grande, fuera como un gran árbol.
Así es que, cuando en pie me pongo, sin nada
sobre la piel, sin nada dentro del pecho
y alzo los brazos con las palmas abiertas
hasta tocar el cielo alegre de Mayo
en esa barra en cruz de la claraboya,
y de las tablas polvorientas del suelo
de la buhardilla trepa plantas arriba
la desesperación y fluye brazos abajo
por los sobacos y las piernas enhiestas…
ya, ya se siente, sus raices hundiendo,
que en la madera y el cemento se hinca,
y va rompiendo por tabiques y techos
con los raigones ansiosa de tierra
hasta que allá a través de los siete pisos
mi desesperación en la húmeda sombra
y en la fecunda pudrición de los sótanos
y las cloacas sigue hundiéndose; y mientras
hacia el infierno va enterrándose, en tanto
desde las puntas de los dedos arriba
ya, ya ha arrojado mil retoños y ramos
que se retuercen, y como higuera loca,
creciendo de su misma hambre de cielo,
por los desvanes y las vigas penetra
leñosa mi desesperación y con lentos
crujidos combas las quebranta las tejas
calientes y por los desiertos caminos
del aire avanza, echando a diestra y siniestra
sobre las calles y los ríos abajo
ramas que al punto en yemas gualda revientann
que en verdes ramas se enderezan al punto,
y ya las nubes pasajeras empiezan
a acostumbrarse, desflecándose un poco,
a aposentarse allá en sus últimas hojas.
así va a ser o por semejante modo

English: Edificio Arriba (building) at 272 Pas...English: Edificio Arriba (building) at 272 Paseo de la Castellana (avenue) in Madrid (Spain). Former headquarters of Arriba newspaper. Projected by Francisco de Asís Cabrero (1912–2005) and built in 1962. Español: Edificio Arriba, en el nº 272 del Paseo de la Castellana de Madrid (España). Antigua sede del diario Arriba. Proyectado por Francisco de Asís Cabrero (1912–2005) y construido en 1962. (Photo credit: Wikipedia)

mi desesperación: por más que ni sepa
lo que ha de ser, habrá de ser como un árbol
y grande: nadie le pregunte la raza
ni el nombre propio, ni si va a ser un pino
que críe rosas ni si una morera
temblante de la blanca fiebre del álamo
ni si castaño ni si cedro deIndias
o si olmo negro o roble o sándalo o fresno
padre de hadas: pues que todos a una
será y al mismo tiempo será ninguno;
más será un árbol grande, más que las casas
más altas, alto más que en tarde de otoño
la luna pálida: en mitad de la plaza
del pueblo devastada sube sin tino,
dudando en cada tramo de su corteza, mas desesperanzadamente derecho,
y ahí está: las ramas bajas antiguas
se tenderán sobre las calles y campos
y darán sombra a las espigadoras
bajo el estío y en otoño a los bancos
mantas de hojas amarillas y tiernas
donde piojosos duerman los vagabundos;
en tanto, arriba todo el año las ramas
tan verdes estarán rendidas de frutos,
unos canosos de pelusa violeta,
otros heridos en almíbar y oro,
otros riendo a boca roja rachada,
algunos como de esmeralda en racimos
y también otros como nueces de lluvia, pero que todos los irá verdaderos
el árbol inventando, al paso y medida
que cada boca acierte el nombre granado
del fruto; y entre tanto, arriba, oreosas,
las frondas estarán cargadas de pájaros, los unos gorjeando como de plata
arroyos de la tarde, y otros silbando
como la aurora entre las rocas marinas,
y otros piando como espigas de grano

IMG_1727IMG_1727 (Photo credit: Carlos A. Hernandez)

de melodía, y zureando de siestas
roncas de amor, y punteando los ecos
del tiempo sin reloj, y mismo a las hojas
haciéndoles trinar, y mismo a los vientos
enhechizados enseñándoles sólfa
de arruyos; y aún el mismo árbol alado
creciendo sigue de la música sola
hacia el Océano desbordado del cielo
ya limpio de tiranos y nada nunca
escrito; y sin embargo, en tanto, a lo hondo,
en las entrañas de las minas pozos
a los enanos que labran
la oscuridad en mil rubíes y en ópalos
y cuya vida son extrañas industrias,
telares de seda de los gorgojos
de luz, imprentas de blasfemias miniadas
con zumo de verbena y de leche del piojo
de púrpura, y las tintineantes fraguas
del oro rojo —verde por siempre el oro,
que nunca puede madurar en moneda—,
y a sus ferrocarriles de humo de sueño,
que ajetreados van llevando semilla
de niños huérfanos y amapolas por todos
los recovecos de la tierra preñada,
también gozoso sin cesar tunelillos
les iba abriendo con sus raíces blancas
el árbol grande; pero aún sin embargo
será mejor: pues en mitad de la plaza
del pueblo, joven de mil miles de años
—cada año más deshilachadas sus horas—,
el árbol seguirá abrigando de fresco
la gente en desconocimiento florida:
bajo sus ramas montaran unos toldos
de seda, en donde venderán naranjada
por besos y piñones por aún menos;
y alrededor ensamblarán unas mesas
muy largas con entalladuras de oro
y enguirnaldadas de arrayán, para fiesta
de convidados forasteros que acaso
con hambre lleguen; por vïales de grava
bajo su sombra se vendran paseando
gentiles pares en pelusa de barba,
risueñamente conversando de asuntos
de desgobierno; al pie del tronco, sentadas
en tantas muescas que abre el árbol en torno,
peinándose ellas con marfiles y platas
las mil diversas cabelleras y rizos
y bucles y melenas lasas y crenchas
o candeales o de bárbaro fuego
o bien endrinas o de oro pesadas,
aquellas todas que entre calles y ruido
cruzaban por los ojos sembrando guerra
con su sinnúmera andadura, y pasaron
de largo: todas mansas, juntas, ahora
reclinan contra el tronco los blancos hombros
inagotables y en las ramas se dejan
perderse en un común recuerdo los ojos
de inteligencia sonrientes; en una
plazoletilla de sol que hay bajo el árbol
también habrá como un templete de tablas
armado, en donde con timbales y cuernos
van recitando su papel cuatro máscaras
vestidas de oropel y grana en harapos,
mientras por las verdeantes lagunas
barquillas con faroles entre los juncos
se van durmiendo a la coral de las ranas,
sembrando de bengalas y fuegos fatuos
las aguas bajo el árbol; otros a rastras
por las veredas y la yerba y los huecos
del tronco buscarán desnudos algunas
simientes raras que de lo alto llovieron,
menudas letras griegas de plata alada,
con las que luego componer unos libros
hermosos sin sentido; y desde las ramas
más gruesas él también dejará que muchos
columpios cuelguen y a sus lánguidas cuerdas
asidos cacen mariposas o vértigos
de sol o luna; y en sus tiernas cortezas
él dejará también, el árbol antiguo,
que con la punta de navajas de nácar
se graben los nombres de los vanos amores
de los enamorados sin esperanza.

De Canciones y soliloquios, 1983

 

Sala Capitular.Sala Capitular. (Photo credit: Wikipedia)

 

MARIO BENEDETTI – POESÍAS

MARIO BENEDETTI 4 POEMAS

English: LA BOHEMIA INTELECTUAL. De pie: Irma ...
English: LA BOHEMIA INTELECTUAL. De pie: Irma Lostanau, Mario Benedetti, Charo de Thorndike, Jesús Ruiz Durand, Abelardo Oquendo y Raúl Vargas Vega. Sentados: Francisco Moncloa, Mirko Lauer, Guillermo Thorndike y Hugo Neyra, entre otros. (Foto: Carlos ‘Chino’ Domínguez). (Photo credit: Wikipedia)

FUENTE: http://artespoeticas.librodenotas.com

 

S.XX.POESÍA SOCIAL – MARIO BENEDETTI: EL VERBO,1973

En el principio era el verbo
y el verbo no era dios
eran las palabras
frágiles transparentes y putas
cada una venía con su estuche
con su legado de desidia
era posible mirarlas al trasluz
o volverlas cabeza abajo
interrogarlas en calma o en francés
ellas respondían con guiños cómplices y corruptos
qué suerte unos pocos estábamos en la pomada
éramos el resumen la quintaesencia el zumo
ellas las contraseñas nos valseaban el orgasmo
abanicaban nuestra modesta vanidad
mientras el pueblo ese desconocido
con calvaria tristeza decía no entendernos
no saber de qué hablábamos ni de qué callábamos
hasta nuestros silencios le resultaban complicados
porque también integraban la partitura excelsa
ellas las palabras se ubicaban y reubicaban
eran nuestra vanguardia y cuando alguna caía
acribillada por la moda o el sentido común
las otras se juntaban solidarias y espléndidas
cada derrota las ponía radiantes
porque como sostienen los latinoamericanos del boul mich
la gran literatura sólo se produce en la infelicidad
y solidarias y espléndidas parían
adjetivos y gerundios
preposiciones y delirios
con los cuales decorar el retortijón existencial
y convertirlo en oda o nouvelle o manifiesto
las revoluciones frustradas tienen eso de bueno
provocan angustias de un gran nivel artístico
en tanto las triunfantes apenas si alcanzan
logros tan prosaicos como la justicia social

en el después será el verbo
y el verbo tampoco será dios
tan sólo el grito de varios millones de gargantas
capaces de reír y llorar como hombres nuevos y mujeres nuevas

y las palabras putas y frágiles
se volverán sólidas y artesanas
y acaso ganen su derecho a ser sembradas
a ser regadas por los hechos y las lluvias
a abrirse en árboles y frutos
a ser por fin alimento y trofeo
de un pueblo ya maduro por la revolución y la inocencia.

Español: Shamilca, (del verbo "Shamilkiar...
Español: Shamilca, (del verbo “Shamilkiar”) es un término que se utiliza para personas de poca responsabilidad en su vida social. En otras palabras, que no le importa dejar plantados a sus panas o amigos en los janqueos. Shamilkiar es la acción y se puede utilizar tanto en el género femenino como en el masculino. Ej. Shamilkero: ¡Vamos el domingo para la playa! Amigo anónimo: ¡Dale vamos! (Van a la playa, vacilan, y la única persona que no fué a la playa fue el Shamilkero.) (Photo credit: Wikipedia)
R.I.P. Mario Benedetti.
R.I.P. Mario Benedetti. (Photo credit: Xanetia)

S.XX.POESÍA SOCIAL – MARIO BENEDETTI: ARTE POÉTICA,1986

Es un modo de crecer
en lo que dura un suspiro
o maneras de decir
de otra manera lo mismo
que nos ensenan la historia
las estaciones el rio
una suerte de jugar
con formas y contenidos
y regla para quien quiera
violar las reglas del siglo
ingenio contra la asfixia
recurso para el respiro
pero no la vanagloria
ni lo que arrastra consigo

es un modo de entender
o aproximarse al prodigio
con el paisaje en los ojos
y en el alma un calofrio
con la palabra en volandas
o el corazon en anicos
aprendiendo a transfomar
lo sobrehumano en sencillo
nadie podra despojarnos
ni los suenos impedirnos
ni quitarnos lo bailado
ni matarnos lo vivido
ni convertirnos en otro
ni usarnos como testigo

es un modo de sentir
y casi como vivirlo
y si la memoria aprieta
para eso esta el olvido
o trasmutar el recuerdo
en cualquier otro peligro
si es otono en primavera
si es invierno en el estio
si es desamor en amor
y si es amor en delirio
si es ordenanza en azar
y si es azar en destino
lo malo que poseemos
en lo bueno que perdimos

es un modo de arrojar
por la borda lo prohibido
y aunque extraviemos los nombres
incautarnos de sus simbolos
y archivar al pobre dios
como asunto concluido
es un modo de quedarse
frente a frente con el nino
que fuimos alguna vez
sin saberlo y sin sufrirlo
una forma de asumir
senales muros y mitos
y no morir de nostalgia
ni asomarnos al abismo

¿porque no hay mas viajes a la luna? lluna ple...
¿porque no hay mas viajes a la luna? lluna plena de foc a aries / full moon of fire in aries (Photo credit: Jordi@photos)
Quijote4sell
Quijote4sell (Photo credit: Wikipedia)

S.XX.POESÍA SOCIAL – MARIO BENEDETTI: LA POESÍA NO ES

La poesía no es un filtro de las cosas
ni un raro sortilegio ni un consejo rotundo
no está obligada a dar un mensaje profundo
ni a extraer del olvido las palabras ociosas

no es aurora de fuego ni boceto de diosas
ni suele describir los vitrales del mundo
no tiene porque ser morral de vagabundo
y sin duda no es camino de rosas

todo esto que no es ocupa larga lista
sin reglas definidas / poco convencional
más o menos un reto para el coleccionista

en cambio lo que es imprime su señal
y en el nuevo paisaje que propone el artista
la poesía asume su invento de lo real.

Comandante Arcadia
Comandante Arcadia (Photo credit: Wikipedia)
17. Mario Benedetti en Casa de América en el 2000
17. Mario Benedetti en Casa de América en el 2000 (Photo credit: Casa de América)

S.XX.POESÍA SOCIAL – MARIO BENEDETTI: ARTE POÉTICA,1966

Que golpee
hasta que nadie
pueda ya hacerse el sordo
que golpee y golpee
hasta que el poeta
sepa
o por lo menos crea
que es a él
a quien llaman.

Mario Benedetti ( 14 de septembre1920 -  17 de...
Mario Benedetti ( 14 de septembre1920 – 17 de maig 2009 ) (Photo credit: Jordi@photos)

WILLIAM SHAKESPEARE – VERSOS DE AMOR

Lodge at the entrance to Godmersham Park - geo...
Lodge at the entrance to Godmersham Park – geograph.org.uk – 698968 (Photo credit: Wikipedia)

El debate sobre Shakespeare

Resulta curioso que todo el conocimiento que ha llegado a la posteridad sobre uno de los autores del canon occidental9 no sea más que un constructo formado con las más diversas especulaciones. Se ha discutido incluso si Shakespeare es el verdadero autor de sus obras, atribuidas por algunos a Francis Bacon, a Christopher Marlowe (quien, como espía, habría fingido su propia muerte) o a varios ingenios; la realidad es que todas esas imaginaciones derivan del simple hecho de que los datos de que se dispone sobre el autor son muy pocos y contrastan con la desmesura de su obra genial, que fecunda y da pábulo a las más retorcidas interpretaciones.

William Shakespeare's grave
William Shakespeare’s grave (Photo credit: Mrs Logic)

Felicidad matrimonial

Se ha opinado mucho sobre la vida personal del autor y sobre su presunta homosexualidad,12 especulación que encuentra su base principal en una originalísima colección de sonetos que fue publicada, al parecer, sin su consentimiento. También se ha sospechado la existencia de alguna o algún amante que hiciera desgraciado su matrimonio, ya que la que fue su mujer y madre de sus tres hijos era bastante mayor que él y se encontraba embarazada antes de la boda. Esta sospecha se asienta en una famosa cita de su testamento: “Le dejo mi segunda mejor cama”, pasaje que ha suscitado las más dispares interpretaciones y no pocas especulaciones. La más general tiene que ver con que la relación de la pareja no era del todo satisfactoria. Pero otra apunta en sentido contrario, ya que el dramaturgo le habría dedicado un hermoso soneto a su señora esposa titulado The World’s Wife (“La Esposa del Mundo”).

FUENTE: http://es.wikipedia.org

 

'The Comedy of Errors' by William Shakespeare
‘The Comedy of Errors’ by William Shakespeare (Photo credit: Huntington Theatre Company)

Se ha seguido muy de cerca, además, la crueldad de Shakespeare con respecto a la figura femenina en sus sonetos y, en consecuencia, de la ingenuidad del hombre que cae atrapado en sus redes. Los temas de la promiscuidad, lo carnal y la falsedad de la mujer —descrita y criticada humorísticamente por el dramaturgo— son pruebas suficientes para los que parten de la base de que tendría cierta predilección por los hombres y un repudio hacia la coquetería de las damas, en todo caso, siempre mencionadas en alusión a su superficialidad e intereses materialistas.

Véase parte del siguiente fragmento de su soneto 144:

Dos amores tengo yo de disfrute y desesperación
los cuales como dos espíritus aún me sugieren que
el mejor ángel es un hombre blanco y derecho, y
el peor espectro, una mujer de color enfermizo.
Para ganarme pronto al infierno, mi mal femenino
se llevó al mejor ángel de mi lado,
y corrumpiría a mi santo para ser un demonio,
arruinando su pureza con su fétido orgullo (…)
English: Collage of the 4 alternative candidat...
English: Collage of the 4 alternative candidates for the authorship of Shakespeare’s works, surrounding the Folio engraving of William Shakespeare. Clockwise from top left: Edward de Vere, 17th Earl of Oxford, Francis Bacon, William Stanley, Earl of Derby and Christopher Marlowe. (Photo credit: Wikipedia)
Zeittafel-marlowe-shakespeare
Zeittafel-marlowe-shakespeare (Photo credit: Wikipedia)

FUENTE POEMAS: http://grandespoetasfamosos.blogspot.com.es

 

Cuando pienso que todo lo que creceCuando pienso que todo lo que crece
Su perfección conserva un mero instante;
Que las funciones de este gran proscenio
Se dan bajo la influencia de los astros;
Y que el hombre florece como planta
A quien el mismo cielo alienta y rinde,
Primero ufano y abatido luego,
Hasta que su esplendor nadie recuerda:La idea de una estada tan fugaz
A mis ojos te muestra más vibrante,
Mientras que Tiempo y Decadencia traman
Mudar tu joven día en noche sórdida.

Y, por tu amor guerreando con el Tiempo,
Si él te roba, te injerto nueva vida.

English: William Shakespeare statue in Lincoln...
English: William Shakespeare statue in Lincoln Park, Chicago (Photo credit: Wikipedia)

De los hermosos el retoño ansiamos

De los hermosos el retoño ansiamos
Para que su rosal no muera nunca,
Pues cuando el tiempo su esplendor marchite
Guardará su memoria su heredero.
Pero tú, que tus propios ojos amas,
Para nutrir la luz, tu esencia quemas
Y hambre produces en donde hay hartura,
Demasiado cruel y hostil contigo.

Tú que eres hoy del mundo fresco adorno,
Pregón de la radiante primavera,
Sepultas tu poder en el capullo,
Dulce egoísta que malgasta ahorrando.

Del mundo ten piedad: que tú y la tumba,
Ávidos, lo que es suyo no devoren.

Déjame confesar que somos dos

Déjame confesar que somos dos
Aunque es indivisible el amor nuestro,
Así las manchas que conmigo quedan
He de llevar yo solo sin tu ayuda.
No hay más que un sentimiento en nuestro amor
Si bien un hado adverso nos separa,
Que si el objeto del amor no altera,
Dulces horas le roba a su delicia.

No podré desde hoy reconocerte
Para que así mis faltas no te humillen,
Ni podrá tu bondad honrarme en público
Sin despojar la honra de tu nombre.

Mas no lo hagas, pues te quiero tanto
Que si es mío tu amor, mía es tu fama.

Derrochador de encanto

Derrochador de encanto, ¿por qué gastas
En ti mismo tu herencia de hermosura?
Naturaleza presta y no regala,
Y, generosa, presta al generoso.
Luego, bello egoísta, ¿por qué abusas
De lo que se te dio para que dieras?
Avaro sin provecho, ¿por qué empleas
Suma tan grande, si vivir no logras?

Al comerciar así sólo contigo,
Defraudas de ti mismo a lo más dulce.
Cuando te llamen a partir, ¿qué saldo
Podrás dejar que sea tolerable?

Tu belleza sin uso irá a la tumba;
Usada, hubiera sido tu albacea.

El pecado de amarte se apodera

El pecado de amarte se apodera
De mis ojos, de mi alma y de mí todo;
Y para este pecado no hay remedio
Pues en mi corazón echó raíces.
Pienso que es el más bello mi semblante,
Mi forma, entre las puras, la ideal;
Y mi valor tan alto conceptúo
Que para mí domina a todo mérito.

Pero cuando el espejo me presenta,
Tal cual soy, agrietado por los años,
En sentido contrario mi amor leo
Que amarse siendo así sería inicuo.

Es a ti, otro yo mismo, a quien elogio,
Pintando mi vejez con tu hermosura.

En verdad quieres que tu imagen abra

¿En verdad quieres que tu imagen abra
Mis párpados al tedio de la noche,
Mientras las sombras que se te parecen
De mí se burlan y a mi sueño quiebran?
¿Mandas así fuera de ti tu espíritu,
Lejos, para que aceche mis acciones
Y mis horas espíe de flaqueza,
Que son blanco y dominio de tus celos?

No; tu amor, aunque grande, no lo es tanto:
Es el mío el que me abre los dos ojos,
Mi propio amor quien mi descanso vence
Y en centinela para ti se cambia:

Pues por ti velo mientras te desvelas,
Muy distante de mí, muy cerca de otros.
Extenuado, hacia el lecho me apresuro

Extenuado, hacia el lecho me apresuro
A calmar mis fatigas de viajero,
Pero empieza en mi ánimo otro viaje,
Cuando acaban del cuerpo las faenas.
Porque mis pensamientos, alejándose
En tu busca, celosos peregrinos,
De mis párpados abren el agobio
A la tiniebla que los ciegos miran.

Sólo que mi visión imaginaria
Trae tu sombra hasta mis ojos ciegos,
Como un joyel que cuelga de la noche
Y el rostro oscuro le rejuvenece.

Así, por ti y por mí, nunca reposan
De día el cuerpo y a la noche el alma.

He visto a la mañana

He visto a la mañana en plena gloria
Los picos halagar con su mirada,
Besar con su oro las praderas verdes
Y dorar con su alquimia arroyos pálidos;
Y luego permitir el paso oscuro
De fieros nubarrones por su rostro,
Y ocultarlo a la tierra abandonada
Huyendo hacia occidente sin ventura.

Así brilló mi sol, un día, al alba,
Sobre mi frente, con triunfal belleza;
Una hora no más lo he poseído
Y hoy me lo esconden las aéreas nubes.

No desdeñes mi amor: si el sol del cielo
Se eclipsa, han de velarse los del mundo.

Las dulces faltas en que osado incurres

Las dulces faltas en que osado incurres
Si de tu corazón estoy ausente,
Cuadran a tu hermosura y a tus años
Porque la tentación siempre te sigue.
Te querrán conquistar, pues eres noble;
Te querrán asediar, pues eres bello;
¿Qué hijo de mujer, antes que triunfe,
Dejará a una mujer cuando lo acosa?

¡Ay!, deberías respetar mi sitio
Y a tu edad reprender y tus encantos
Que en su fuga te arrastran al extremo
De violar obligado una fe doble:

La de ella, que ha tentado tu hermosura;
La tuya, infiel a mí con su belleza.

Las horas que gentiles compusieron

Las horas que gentiles compusieron
Tal visión para encanto de los ojos,
Sus tiranos serán cuando destruyan
Una belleza de suprema gracia:
Porque el tiempo incansable, en torvo invierno,
Muda al verano que en su seno arruina;
La savia hiela y el follaje esparce
Y a la hermosura agosta entre la nieve.

Si no quedara la estival esencia,
En muros de cristal cautivo líquido,
La belleza y su fruto morirían
Sin dejar ni el recuerdo de su forma.

Mas la flor destilada, hasta en invierno,
Su ornato pierde y en perfume vive.

Los corazones que supuse muertos

Los corazones que supuse muertos
Pues me faltaban, a tu pecho ocupan;
En él reinan amor y sus virtudes
Y los amigos que creí enterrados.
¡Cuánta lágrima pía de mis ojos
Robó el amor leal por esos muertos
Que no son más que seres que han cambiado
De lugar y que yacen en ti ocultos!

Tú eres la tumba donde vive amor;
De mis amores los trofeos te ornan;
Cada uno te dio mi parte suya
Y ahora es tuyo el bien que fue de muchos.

Veo en ti las imágenes que amé:
Soy tuyo entero pues las tienes todas.

Mella, tiempo voraz, del león las garras

Mella, tiempo voraz, del león las garras,
Deja a la tierra devorar sus brotes,
Arranca al tigre su colmillo agudo,
Quema al añoso fénix en su sangre.
Mientras huyes con pies alados, tiempo,
Da vida a la estación, triste o alegre,
Y haz lo que quieras, marchitando al mundo
Pero un crimen odioso te prohíbo:

No cinceles la frente de mi amor,
Ni la dibujes con tu pluma antigua;
Permite que tu senda siga, intacto,
Ideal sempiterno de hermosura.

O afréntalo si quieres, tiempo viejo:
Mi amor será en mis versos siempre joven.

Mira a tu espejo, y a tu rostro dile

Mira a tu espejo, y a tu rostro dile:
Ya es tiempo de formar otro como éste.
Si no renuevas hoy su lozanía,
Al mundo engañas y a una madre robas.
¿Quién es la bella del intacto seno
Que tu cultivo marital desdeñe?
Y, ¿quién tan loco para ser la tumba
De un amor egoísta sin futuro?

Tu madre encuentra en ti, que eres su espejo,
La gracia de su abril, su primavera;
Así, de tu vejez por las ventanas,
Aunque mustio, verás tu tiempo de oro.

Mas si pasar prefieres sin memoria,
Muere solo y tu imagen morirá.

Porto Selvaggio Nature Riserve
Porto Selvaggio Nature Riserve (Photo credit: SIRHENRYB.is ****the dreamer****)

GABRIEL CELAYA “POESÍA COMPROMETIDA”

Gabriel Celaya

English: Gabriel Celaya in his workshop Euskar...
English: Gabriel Celaya in his workshop Euskara: Gabriel Zelaia bere lantokian Español: Gabriel Celaya en su taller (Photo credit: Wikipedia)

Rafael Gabriel Juan Múgica Celaya Leceta1 (HernaniGuipúzcoa18 de marzo de 1911 –Madrid18 de abril de 1991), conocido como Gabriel Celaya, fue un poeta español de la generación literaria de posguerra. Fue uno de los más destacados representantes de la que se denominó «poesía comprometida».

FUENTE: http://es.wikipedia.org

 

Gabriel Celaya (erakusketa)
Gabriel Celaya (erakusketa) (Photo credit: Euskadiko Irakurketa Publikoko Sarea)

Biografía

Su nombre completo era Rafael Gabriel Juan Múgica Celaya Leceta, lo que aprovechó para firmar sus obras como Rafael Múgica, Juan de Leceta o Gabriel Celaya. Presionado por su padre, se radicó en Madrid donde inició sus estudios de Ingeniería y trabajó por un tiempo como gerente en la empresa familiar.

Entre los años 1927 y 1935 vivió en la Residencia de Estudiantes, donde conoció a Federico García LorcaJosé Moreno Villa y a otros intelectuales que lo inclinaron por el campo de la literatura, llevándolo a dedicarse por entero a la poesía. En 1946 fundó en San Sebastián, con su inseparable Amparo Gastón, la colección de poesía «Norte» y desde entonces abandonó su profesión de ingeniería y su cargo en la empresa de su familia.

Français : Arthur Rimbaud (1854-1891) en 1872....
Français : Arthur Rimbaud (1854-1891) en 1872. Photographie conservée à la Bnf. (Photo credit: Wikipedia)

La colección de poesía «Norte» pretendía hacer de puente entre la poesía de la generación de 1927, la del exilio y la europea. Aparecen así, bajo ese sello editorial, traducciones de Rainer María RilkeArthur RimbaudPaul Éluard o William Blake.

Pongo en tus manos abiertas
Pongo en tus manos abiertas (Photo credit: Wikipedia)

En 1946 publica Tentativas, libro en prosa en el que por primera vez firma como Gabriel Celaya. Esta primera etapa es de carácterexistencialista.

En los años cincuenta se integra en la estética del compromiso (Lo demás es silencio 1952 y Cantos Iberos 1955, verdadera biblia de la poesía social). Junto a Eugenio de Nora y Blas de Otero, defiende la idea de una poesía no elitista, al servicio de las mayorías, “para transformar el mundo”:

Cantemos como quien respira. Hablemos de lo que cada día nos ocupa. Nada de lo humano debe quedar fuera de nuestra obra. En el poema debe haber barro, con perdón de los poetas poetísimos. La Poesía no es un fin en sí. La Poesía es un instrumento, entre otros, para transformar el mundo

Gabriel Celaya, citado por Rodríguez Puértolas et. al en Historia social de la literatura española)

En 1956 obtuvo el Premio de la Crítica por su libro «De claro en claro».

AR_Celaya
AR_Celaya (Photo credit: cerrodelaslombardas)

Cuando este modelo de poesía social entró en crisis, Celaya volvió a sus orígenes poéticos. Publicó La linterna sorda y reeditó poemas anteriores a 1936. También ensayó el experimentalismo y la poesía concreta en Campos semánticos (1971).

Entre 1977 y 1980 se publicaron sus Obras Completas en cinco volúmenes.

En 1986 es galardonado con el Premio Nacional de las Letras Españolas por el Ministerio de Cultura. Ese mismo año publica “El mundo abierto”.

En definitiva, la obra de Celaya constituye una gran síntesis de casi todas las preocupaciones y estilos de la poesía española del siglo XX.

Teatro Español, Madrid
Teatro Español, Madrid (Photo credit: Wikipedia)

Falleció el 18 de abril de 1991 en Madrid y sus cenizas fueron esparcidas en su Hernani natal.

Obras

  • Marea del silencio (1935)
  • La soledad cerrada (1947)
  • Movimientos elementales (1947)
  • Tranquilamente hablando (1947) (firmado como Juan de Leceta)
  • Las cosas como son (1949)
  • Las cartas boca arriba (1951)
  • Lo demás es silencio (1952)
  • Cantos Iberos (1955)
  • Campos semánticos (1971)
  • Itinerario poética (1973)
Night view of Federico García Lorca Cultural C...
Night view of Federico García Lorca Cultural Centre at 3rd Plaza de la Constitución (square) in Rivas-Vaciamadrid (Community of Madrid, Spain). Building projected by Guillermo de la Calzada and Jorge Martínez Jordana, and built from 1997 to 1998. (Photo credit: Wikipedia)

FUENTE POEMAS: http://grandespoetasfamosos.blogspot.com.es

 

A Andrés Basterra

Andrés, aunque te quitas la boina cuando paso
Y me llamas “señor”, distanciándote un poco.
Reprobándome —veo— que no lleve corbata,
Que trate falsamente de ser un tú cualquiera,
Que cambie los papeles —tú por tú, tú barato—,
Que no sea el que exiges —el amo respetable
Que te descansaría—,
Y me tiendes tu mano floja, rara, asustada
Como un triste estropajo de esclavo milenario,
No somos dos extraños.
Tus penas yo las sufro. Mas no puedo aliviarte
De las tuyas dictando qué es lo justo y lo injusto.

No sé si tienes hijos.
No conozco tu casa, ni tus intimidades.
Te he visto en mis talleres, día a día, durando,
Y nunca he distinguido si estabas triste, alegre,
cansado, indiferente, nostálgico o borracho.
Tampoco tú sabías cómo andaban mis nervios,
Ni que escribía versos —siempre me ha avergonzado—,
Ni que yo y tú, directos,
Podíamos tocarnos, sin más ni más, ni menos,
Cordialmente furiosos, estrictamente amargos,
Anónimos, fallidos, descontentos a secas,
Mas pese a todo unidos como trabajadores.

Estábamos unidos por la común tarea,
Por quehaceres viriles, por cierto ser conjunto,
Por labores sin duda poco sentimentales
—Cumplir este pedido con tal costo a tal fecha;
Arreglar como sea esta máquina hoy mismo—
Y nunca nos hablamos de las cóleras frías,
De los milagros machos,
De cómo estos esfuerzos serán nuestra sustancia,
Y el sueldo y la familia, cosas vanas, remotas,
Accesorias, gratuitas, sin último sentido.
Nunca como el trabajo por sí y en sí sagrado
O sólo necesario.

Andrés, tú lo comprendes. Andrés, tú eres un vasco.
Contigo sí que puedo tratar de lo que importa,
De materias primeras,
Resistencias opacas, cegueras sustanciales,
Ofrecidas a manos que sabían tocarlas,
Apreciarlas, pesarlas, valorarlas, herirlas,
Orgullosas, fabriles, materiales, curiosas.
Tengo un título bello que tú entiendes: Madera,
Pino rojo de Suecia y Haya brava de Hungría,
Samanguilas y Okolas venidas de Guinea,
Robles de Slavonía y Abetos del Mar Blanco,
Pinoteas de Tampa, Mobile o Pensacola.

Maderas, las maderas humildemente nobles,
Lentamente crecidas, cargadas de pasado,
Nutridas de secretos terrenos y paciencia,
De primaveras justas, de duración callada,
De savias sustanciadas, felizmente ascendentes.
Maderas, las maderas buenas, limpias, sumisas,
Y el olor que expandían,
Y el gesto, el nudo, el vicio personal que tenían
A veces ciertas rollas,
La influencia escondida de ciertas tempestades,
De haber crecido en esta, bien en otra ladera,
De haber sorbido vagas corrientes aturdidas.

Hay gentes que trabajan el hierro y el cemento;
Las hay dadas a espartos, o a conservas, o a granos,
O a lanas, o a anilinas, o a vinos, o a carbones;
Las hay que sólo charlan y ponen telegramas
Mas sirven a su modo;
Las hay que entienden mucho de amiantos o de grasas,
De prensas, celulosas, electrodos, nitratos;
Las hay, como nosotros, dadas a la madera,
Unidas por las sierras, los tupis, las machihembras,
Las herramientas fieras del héroe prometeico
Que entre otras nos concretan
La tarea del hombre con dos manos, diez dedos.

Tales son los oficios. Tales son las materias.
Tal la forma de asalto del amor de la nuestra,
La tuya, Andrés, la mía.
Tal la oscura tarea que impone el ser un hombre.
Tal la humildad que siento. Tal el peso que acepto.
Tales los atrevidos esfuerzos contra un mundo
Que quisiera seguirse sin pena y sin cambio,
Pacífico y materno,
Remotamente manso, durmiendo en su materia.
Tales, tercos, rebeldes, nosotros, con dos manos,
Transformándolo, fieros, construimos un mundo
Contra naturaleza, gloriosamente humano.

Tales son los oficios. Tales son las materias.
Tales son las dos manos del hombre, no ente abstracto.
Tales son las humildes tareas que precisan
La empresa prometeica.
Tales son los trabajos comunes y distintos;
Tales son los orgullos, las rabias insistentes,
Los silencios mortales, los pecados secretos,
Los sarcasmos, las llamas, los cansancios, las lluvias;
Tales las resistencias no mentales que, brutas,
Obligan a los hombres a no explicar lo que hacen;
Tales sus peculiares maneras de no hablarse
Y unirse, sin embargo.

Mira, Andrés, a los hombres con sus manos capaces,
Con manos que construyen armarios y dínamos,
Y versos y zapatos;
Con manos que manejan furiosas herramientas,
Fabrican, eficaces, tejidos, radios, casas,
Y otras veces se quedan inmóviles y abiertas
Sobre ese blanco absorto de una cuartilla muerta.
Manos raras, humanas;
Manos de constructores, manos de amantes fieles
Hechas a la medida de un seno acariciado;
Manos desorientadas que el sufrimiento mueve
A estrechar fuertemente, buscando la una en la otra.

Están así los hombres
Con sus manos fabriles o bien sólo dolientes,
Con manos que a la postre no sé para qué sirven.
Están así los hombres vestidos, con bolsillos
Para el púdico espanto de esas manos desnudas
Que se miran a solas, sintiéndolas extrañas.
Están así los hombres y, en sus ojos, cambiadas,
Las cosas de muy dentro con las cosas de fuera,
Y el tranvía, y las nubes, y un instinto —un hallazgo—,
Todo junto, cualquiera,
Todo único y sencillo, y efímero, importante,
Como esas cien nonadas que pasan o no pasan.

Mira, Andrés, a los hombres, ya sentados, ya andando,
Tan raros si nos miran seriamente callados,
Tan raros si caminan, trabajan o se matan,
Tan raros si nos odian, tan raros si perdonan
El daño inevitable,
Tan raros que si ríen nos enseñan los dientes,
Tan raros que si piensan se doblan de ironía.
Mira, Andrés, a estos hombres.
Míralos. Yo te miro. Mírame si es que aguantas.
Dime que no vale la pena de que hablemos,
Dime cuánto silencio formó tu ser obrero,
Qué inútilmente escribo, qué mal gusto despliego.

Mira, Andrés, cómo estamos unidos pese a todo,
Cómo estamos estando, qué ciegamente amamos.
Aunque ya las palabras no nos sirven de nada,
Aunque nuestras fatigas no puedan explicarse
Y se tuerzan las bocas si tratamos de hablarnos,
Aunque desesperados,
Bien sea por inercia, terquedad o cansancio,
Metafísica rabia, locura de existentes
Que nunca se resignan, seguimos trabajando,
Cavando en el silencio,
Hay algo que conmueve y entiendes sin ideas
Si de pronto te estrecho febrilmente la mano.

La mano, Andrés. Tu mano, medida de la mía.

English: Lorca in white/Lorca en blancmyrtle l...
English: Lorca in white/Lorca en blancmyrtle looking (Photo credit: Wikipedia)

presentacion

A Blas de Otero

Amigo Blas de Otero: Porque sé que tú existes,
Y porque el mundo existe, y yo también existo,
Porque tú y yo y el mundo nos estamos muriendo,
Gastando nuestras vueltas como quien no hace nada,
Quiero hablarte y hablarme, dejar hablar al mundo
De este dolor que insiste en todo lo que existe.

Vamos a ver, amigo, si esto puede aguantarse:
El semillero hirviente de un corazón podrido,
Los mordiscos chiquitos de las larvas hambrientas,
Los días cualesquiera que nos comen por dentro,
La carga de miseria, la experiencia —un residuo—,
Las penas amasadas con lento polvo y llanto.

Nos estamos muriendo por los cuatro costados,
Y también por el quinto de un Dios que no entendemos.
Los metales furiosos, los mohos del cansancio,
Los ácidos borrachos de amarguras antiguas,
Las corrupciones vivas, las penas materiales…
Todo esto —tú sabes—, todo esto y lo otro.

Tú sabes. No perdonas. Estás ardiendo vivo.
La llama que nos duele quería ser un ala.
Tú sabes y tu verso pone el grito en el cielo.
Tú, tan serio, tan hombre, tan de Dios aun si pecas,
Sabes también por dentro de una angustia rampante,
De poemas prosaicos, de un amor sublevado.

Nuestra pena es tan vieja que quizá no sea humana:
Ese mugido triste del mar abandonado,
Ese temblor insomne de un follaje indistinto,
Las montañas convulsas, el éter luminoso,
Un ave que se ha vuelto invisible en el viento,
Viven, dicen y sufren en nuestra propia carne.

Con los cuatro elementos de la sangre, los huesos,
El alma transparente y el yo opaco en su centro,
Soy el agua sin forma que cambiando se irisa,
La inercia de la tierra sin memoria que pesa,
El aire estupefacto que en sí mismo se pierde,
El corazón que insiste tartamudo afirmando.

Soy creciente. Me muero. Soy materia. Palpito.
Soy un dolor antiguo como el mundo que aún dura.
He asumido en mi cuerpo la pasión, el misterio,
La esperanza, el pecado, el recuerdo, el cansancio,
Soy la instancia que elevan hacia un Dios excelente
La materia y el fuego, los latidos arcaicos.

Debo salvarlo todo si he de salvarme entero.
Soy coral, soy muchacha, soy sombra y aire nuevo,
Soy el tordo en la zarza, soy la luz en el trino,
Soy fuego sin sustancia, soy espacio en el canto,
Soy estrella, soy tigre, soy niño y soy diamante
Que proclaman y exigen que me haga Dios con ellos.

¡Si fuera yo quien sufre! ¡Si fuera Blas de Otero!
¡Si sólo fuera un hombre pequeñito que muere
Sabiendo lo que sabe, pesando lo que pesa!
Mas es el mundo entero quien se exalta en nosotros
Y es una vieja historia lo que aquí desemboca.
Ser hombre no es ser hombre. Ser hombre es otra cosa.

Invoco a los amantes, los mártires, los locos
Que salen de sí mismos buscándose más altos.
Invoco a los valientes, los héroes, los obreros,
Los hombres trabajados que duramente aguantan
Y día a día ganan su pan, mas piden vino.
Invoco a los dolidos. Invoco a los ardientes.

Invoco a los que asaltan, hiriéndose, gloriosos,
La justicia exclusiva y el orden calculado,
Las rutinas mortales, el bienestar virtuoso,
La condición finita del hombre que en sí acaba,
La consecuencia estricta, los daños absolutos.
Invoco a los que sufren rompiéndose y amando.

Tú también, Blas de Otero, chocas con las fronteras,
Con la crueldad del tiempo, con límites absurdos,
Con tu ciudad, tus días y un caer gota a gota,
Con ese mal tremendo que no te explica nadie.
Irónicos zumbidos de aviones que pasan
Y muertos boca arriba que no, no perdonamos.

A veces me parece que no comprendo nada,
Ni este asfalto que piso, ni ese anuncio que miro.
Lo real me resulta increíble y remoto.
Hablo aquí y estoy lejos. Soy yo, pero soy otro.
Sonámbulo transcurro sin memoria ni afecto,
Desprendido y sin peso, por lúcido ya loco.

Detrás de cada cosa hay otra cosa que es la misma,
Idéntica y distinta, real y a un tiempo extraña.
Detrás de cada hombre un espejo repite
Los gestos consabidos, mas lejos ya, muy lejos.
Detrás de Blas de Otero, Blas de Otero me mira,
Quizá me da la vuelta y viene por mi espalda.

Hace aún pocos días caminábamos juntos
En el frío, en el miedo, en la noche de enero
Rasa con sus estrellas declaradas lucientes,
Y era raro sentirnos diferentes, andando.
Si tu codo rozaba por azar mi costado,
Un temblor me decía: “Ese es otro, un misterio.”

Hablábamos distantes, inútiles, correctos,
Distantes y vacíos porque Dios se ocultaba,
Distintos en un tiempo y un lugar personales,
En las pisadas huecas, en un mirar furtivo,
En esto con que afirmo: “Yo, tú, él, hoy, mañana”,
En esto que separa y es dolor sin remedio.

Tuvimos aún que andar, cruzar calles vacías,
Desfilar ante casas quizá nunca habitadas,
Saber que una escalera por sí misma no acaba,
Traspasar una puerta —lo que es siempre asombroso—,
Saludar a otro amigo también raro y humano,
Esperar que dijeras —era un milagro—: Dios al fin escuchaba.

Todo el dolor del mundo le atraía a nosotros.
Las iras eran santas; el amor, atrevido;
Los árboles, los rayos, la materia, las olas,
Salían en el hombre de un penar sin conciencia,
De un seguir por milenios, sin historia, perdidos.
Como quien dice “sí”, dije Dios sin pensarlo.

Y vi que era posible vivir, seguir cantando.
Y vi que el mismo abismo de miseria medía
Como una boca hambrienta, qué grande es la esperanza.
Con los cuatro elementos, más y menos que hombre,
Sentí que era posible salvar el mundo entero,
Salvarme en él, salvarlo, ser divino hasta en cuerpo.

Por eso, amigo mío, te recuerdo, llorando;
Te recuerdo, riendo; te recuerdo, borracho;
Pensando que soy bueno, mordiéndome las uñas,
Con este yo enconado que no quiero que exista,
Con eso que en ti canta, con eso en que me extingo
Y digo derramado: amigo Blas de Otero.

san sebastian
san sebastian (Photo credit: faustonadal)
Andres Guerrero
Andres Guerrero (Photo credit: Tha Goodiez)

ROSALÍA DE CASTRO – POESÍA ESPAÑOLA MODERNA

Rosalía de Castro

200px-Rosalia

Busca sotto la neve
Busca sotto la neve (Photo credit: The Skywalker)

Rosalía de Castro (Santiago de Compostela24 de febrero de 1837 — Padrón15 de julio de 1885) fue una poetisa y novelista española que escribió tanto en lengua gallegacomo en lengua española. Considerada en la actualidad como un ente indispensable en el panorama literario del siglo XIX, representa junto con Eduardo Pondal y Curros Enríquez una de las figuras emblemáticas del Rexurdimento gallego, no sólo por su aportación literaria en general y por el hecho de que sus Cantares Gallegos sean entendidos como la primera gran obra de la literatura gallega contemporánea, sino por el proceso de sacralización al que fue sometida y que acabó por convertirla en encarnación y símbolo del pueblo gallego.1 Además, es considerada junto con Gustavo Adolfo Bécquer, como la precursora de la poesía española moderna.2

Galego: Lenda da escultura dedicada a Rosalía ...
Galego: Lenda da escultura dedicada a Rosalía de Castro na Alameda de Santiago de Compostela, Galicia (Spain) (Photo credit: Wikipedia)

FUENTE: http://es.wikipedia.org

 

FUENTE POEMAS: http://grandespoetasfamosos.blogspot.com.es

Castro from Twin Peaks
Castro from Twin Peaks (Photo credit: dcleesfo)

Ángel

Todo duerme… del aire, el soplo blando
Callado va, con temeroso vuelo
El aroma esparciendo de las rosas;
Brilla la luna, y sueñan con el cielo
Los niños que reposan, contemplando
Flores, luz y pintadas mariposas.

¡Niños!, al soplo de mi tibio aliento,
Dormid en paz, que os cubren con sus alas
Los blancos y amorosos serafines,
Y adornándoos a un tiempo con sus galas
Hacen que en ondas os regale el viento
Blando aroma de lirios y jazmines.

Y, en tanto, el astro de la noche, lento,
Pálido, melancólico y suave,
Del aire azul recorre los espacios,
Globo de plata o misteriosa nave,
Vaga a través del ancho firmamento,
Por cima de cabañas y palacios.

Su tibia luz refléjase en la tierra
Como del alba la primer sonrisa
Que va a alegrar las aguas de la fuente;
Y al rizarse los mares con la brisa,
Cuanto su seno de hermosura encierra
Muéstrase allí, brillante y transparente.

Las plantas y los céfiros susurran
Con blando son, y acentos misteriosos
Lanza, al pasar, el murmurante río,
Y a través de los árboles frondosos
Las estrellas inmóviles fulguran
Chispas de luz en su ámbito sombrío.

Todo es reposo, y soledad, y sueño…
Sueño aparente y soledad mentida,
En el mundo del hombre… ¡hermoso mundo
Cuando, mintiendo, a amarle nos convida!
Y es que en que fuese amado puso empeño,
Quien llena cielo y tierra, y mar profundo.

Mas… ¿qué pálida sombra cruza el prado…
Errante, sola, fugitiva y leve?
Como si fuese en pos de un bien perdido,
Apenas al pasar las hojas mueve.
Y vaga al pie del monte y del collado
Cual tortolilla en torno de su nido.

Virgen parece por la undosa falda
Y por la blonda y larga cabellera,
Que el viento de la noche manso agita;
Bello es su rostro y dulce la manera
Con que pisa la alfombra de esmeralda,
Mientras su seno con ardor palpita.

¡Pobre mujer!… ¿Qué culpa, qué pecado
Como aguijón la ha herido en su inocencia,
Que el calor de su lecho así abandona?
Yo sondaré el dolor de tu conciencia,
Que no en vano a la tierra he descendido,
En nombre del Señor que la perdona.

homenaje a -el Miserere- de gustavo adolfo bécquer
homenaje a -el Miserere- de gustavo adolfo bécquer (Photo credit: M. Martin Vicente)

Busca y anhela el sosiego

Busca y anhela el sosiego…
Mas, ¿quién le sosegará?
Con lo que sueña despierto,
Dormido vuelve a soñar.
Que hoy como ayer, y mañana
Cual hoy, en su eterno afán,
De hallar el bien que ambiciona
-Cuando sólo encuentra el mal-,
Siempre a soñar condenado,
Nunca puede sosegar.

Castro de San Cibrao de Las AKA Lansbricae
Castro de San Cibrao de Las AKA Lansbricae (Photo credit: xmanoel)

Del antiguo camino a lo largo

Del antiguo camino a lo largo,
Ya un pinar, ya una fuente aparece,
Que brotando en la peña musgosa
Con estrépito al valle desciende.
Y brillando del sol a los rayos
Entre un mar de verdura se pierden,
Dividiéndose en limpios arroyos
Que dan vida a las flores silvestres
Y en el Sar se confunden, el río
Que cual niño que plácido duerme,
Reflejando el azul de los cielos,
Lento corre en la fronda a esconderse.
No lejos, en soto profundo de robles,
En donde el silencio sus alas extiende,
Y da abrigo a los genios propicios,
A nuestras viviendas y asilos campestres,
Siempre allí, cuando evoco mis sombras,
O las llamo, respóndenme y vienen.

Galego: Rosalía de Castro na Alameda de Santia...
Galego: Rosalía de Castro na Alameda de Santiago de Compostela, Galicia (Spain) (Photo credit: Wikipedia)

Del rumor cadencioso de la onda

Del rumor cadencioso de la onda
Y el viento que muge;
Del incierto reflejo que alumbra
La selva o la nube;
Del piar de alguna ave de paso;
Del agreste ignorado perfume
Que el céfiro roba
Al valle o a la cumbre,
Mundos hay donde encuentran asilo
Las almas que al peso
Del mundo sucumben.

SevillaGlorietaDeBecquer04
SevillaGlorietaDeBecquer04 (Photo credit: Wikipedia)

Dicen que no hablan las plantas, ni las fuentes, ni los pájaros

Dicen que no hablan las plantas, ni las fuentes, ni los pájaros,
Ni el onda con sus rumores, ni con su brillo los astros,
Lo dicen, pero no es cierto, pues siempre cuando yo paso
De mí murmuran y exclaman:
Ahí va la loca soñando
Con la eterna primavera de la vida y de los campos,
Y ya bien pronto, bien pronto, tendrá los cabellos canos,
Y ve temblando, aterida, que cubre la escarcha el prado.

-Hay canas en mi cabeza, hay en los prados escarcha,
Mas yo prosigo soñando, pobre, incurable sonámbula,
Con la eterna primavera de mi vida que se apaga
Y la perenne frescura de los campos y las almas,
Aunque los unos se agostan y aunque las otras se abrasan.

Astros y fuentes y flores, no murmuréis de mis sueños,
Sin ellos, ¿cómo admiraros ni cómo vivir sin ellos?

SevillaGlorietaDeBecquer03
SevillaGlorietaDeBecquer03 (Photo credit: Wikipedia)

En los ecos del órgano, o en el rumor del viento

En los ecos del órgano, o en el rumor del viento,
En el fulgor de un astro o en la gota de lluvia,
Te adivinaba en todo, y en todo te buscaba,
Sin encontrarte nunca.
Quizás después te ha hallado, te ha hallado y ha perdido
Otra vez de la vida en la batalla ruda,
Ya que sigue buscándote y te adivina en todo,
Sin encontrarte nunca.
Pero sabe que existes y no eres vano sueño,
Hermosura sin nombre, pero perfecta y única.
Por eso vive triste, porque te busca siempre,
Sin encontrarte nunca.

Rosalía Castro busto Rianxo (1)
Rosalía Castro busto Rianxo (1) (Photo credit: xornalcerto)

Era apacible el día

Era apacible el día
Y templado el ambiente
Y llovía, llovía,
Callada y mansamente;
Y mientras silenciosa
Lloraba yo y gemía,
Mi niño, tierna rosa,
Durmiendo se moría.

Al huir de este mundo, ¡qué sosiego en su frente!
Al verle yo alejarse, ¡qué borrasca la mía!

Tierra sobre el cadáver insepulto
Antes que empiece a corromperse…, ¡tierra!
Ya el hoyo se ha cubierto, sosegaos,
Bien pronto en los terrones removidos
Verde y pujante crecerá la hierba.

¿Qué andáis buscando en torno de las tumbas,
Torvo el mirar, nublado el pensamiento?
¡No os ocupéis de lo que al polvo vuelve!
Jamás el que descansa en el sepulcro
ha de tornar a amaros ni a ofenderos.

¡Jamás! ¿Es verdad que todo
Para siempre acabó ya?
No, no puede acabar lo que es eterno,
Ni puede tener fin la inmensidad.

Tú te fuiste por siempre; mas mi alma
Te espera aún con amorosa afán,
Y vendrás o iré yo, bien de mi vida,
Allí donde nos hemos de encontrar.

Algo ha quedado tuyo en mis entrañas
Que no morirá jamás,
Y que Dios, por que es justo y porque es bueno,
A desunir ya nunca volverá.

En el cielo, en la tierra, en lo insondable
Yo te hallaré y me hallarás.
No, no puede acabar lo que es eterno,
Ni puede tener fin la inmensidad.

Mas… es verdad, ha partido,
Para nunca más tornar.
Nada hay eterno para el hombre, huésped
De un día en este mundo terrenal,
En donde nace, vive y al fin muere,
Cual todo nace, vive y muere acá.

Una luciérnaga entre el musgo brilla
Y un astro en las alturas centellea,
Abismo arriba, y en el fondo abismo;
¿Qué es al fin lo que acaba y lo que queda?
En vano el pensamiento
Indaga y busca lo insondable, ¡oh, ciencia!
Siempre al llegar al término ignoramos
Qué es al fin lo que acaba y lo que queda.

Arrodillada ante la tosca imagen,
Mi espíritu, abismado en lo infinito,
Impía acaso, interrogando al cielo
Y al infierno a la vez, tiemblo y vacilo.
¿Qué somos? ¿Qué es la muerte? La campana
Con sus ecos responde a mis gemidos
Desde la altura, y sin esfuerzo el llano
Baña ardiente mi rostro enflaquecido.
¡Qué horrible sufrimiento! ¡Tú tan sólo
Lo puedes ver y comprender, Dios mío!

¿Es verdad que lo ves? Señor, entonces,
Piadoso y compasivo
Vuelve a mis ojos la celeste venda
De la fe bienhechora que he perdido,
Y no consientas, no, que cruce errante,
Huérfano y sin arrimo
Acá abajo los yermos de la vida,
Más allá las llanadas del vacío.

Sigue tocando a muerto, y siempre mudo
E impasible el divino
Rostro del Redentor, deja que envuelto
En sombras quede el humillado espíritu.
Silencio siempre; únicamente el órgano
Con sus acentos místicos
Resuena allá de la desierta nave
Bajo el arco sombrío.

Todo acabó quizás, menos mi pena,
Puñal de doble filo;
Todo menos la duda que nos lanza
De un abismo de horror en otro abismo.

Desierto el mundo, despoblado el cielo,
Enferma el alma y en el polvo hundido
El sacro altar en donde
Se exhalaron fervientes mis suspiros,
En mil pedazos roto
Mi Dios, cayó al abismo,
Y al buscarle anhelante, sólo encuentro
La soledad inmensa del vacío.

De improviso los ángeles
Desde sus altos nichos
De mármol me miraron tristemente
Y una voz dulce resonó en mi oído:
“Pobre alma, espera y llora
A los pies del Altísimo:
Mas no olvides que al cielo
Nunca ha llegado el insolente grito
De un corazón que de la vil materia
Y del barro de Adán formó sus ídolos.”

Monumento a Rosalía de Castro
Monumento a Rosalía de Castro (Photo credit: José Camba)

ACADEMIA FRANCESA – LA HISTORIA

La historia

institution

richelieu

Si la fundación de la Academia Francesa por Richelieu en 1635 marca una fecha importante en la historia de la cultura francesa, es porque, por primera vez, las actas de una reunión de expertos se consideraron para poder jugar un papel importante en el futuro de la sociedad y la nación. Por lo tanto, los estatutos y reglamentos referidos por el cardenal, y luego grabar el Parlamento de París en julio de 1637, la Cédula firmada por Louis XIII consagró el carácter oficial de una institución parisina, entre ellos el cardenal Richelieu fue nombrado ” el líder y protector “(función realizada hoy por el Jefe de Estado), cuya misión era de carácter nacional específico. Si “una de las marcas más gloriosos de la felicidad era un estado en que la ciencia y las artes a florecer y que las cartas estaban allí en honor, así como armas,” sería el papel de la Academia de la lengua francesa medios para lograrlo.

dictionnaire_hd

FUENTE: http://www.academie-francaise.fr

Los estatutos de la Academia Francesa tienen esta característica de modo que se unen a la autoridad de la Compañía y de sus miembros en su enseñanza que proporcionan intelectual y tendrá que llevar en la lengua. “La función principal de la Academia es trabajar con el cuidado y la diligencia posible dar reglas ciertas para nuestro idioma y que sea puro, elocuente y capaz de tratar las artes y las ciencias” (artículo XXIV). Para ello, “se hará un diccionario, una gramática, la retórica y la poética” (Artículo XXVI), y se dio traslado a las reglas ortográficas que son vinculantes para todos (artículo XLIV).

Custodio de la doctrina de Malherbe, compuesta de hombres de letras, así como representantes de diversas profesiones y estudiosos de diversos estados, la Academia había recibido una misión que ahora es mejor originalidad poder con sabiduría profunda y la economía constituyen una lengua que no era la de especialistas, investigadores o de las corporaciones, que tienen la claridad y la elegancia que le da el latín, que no se amplió la brecha entre la lengua hablada y escrita, que debe celebrar su última resistencia de su fijación al uso dual y estándar.

reception-rufin

Este es el programa que había tratado de hacer que la Academia en la primera edición de su Diccionario (1694). Sin bien al principio, él fue el primero de su tipo. Ni el diccionario ni Richelet de Furetière no se basa en los principios eran los de la Academia. El segundo tenía la ambición de ser “universal”. La Academia ha apoyado la idea de que Vaugelas inspirados en sus declaraciones, que sólo usarían reconocidos “para el amo y señor de las lenguas” y admitió que la división entre el bien y mal uso.

A partir de esta primera edición, la Academia quería su Diccionario era un diccionario de palabras en lugar de un diccionario de las cosas. Distinción que no deben obligar, pero al menos indica una tendencia, e incluso una elección. El objetivo del Diccionario de la Academia era informar a las palabras gramaticales, la ortografía, sus significados y sentidos, utiliza sintácticas de sus áreas de empleo, nivel de idioma también determina el empleo. A pesar de que el desarrollo de la ciencia y la tecnología alentó a la Academia de introducir, en la cuarta edición (1762), miles de palabras que pertenecen a campos especializados, se pondera, pero lo hizo, porque muchos términos “que eran conocidos antes sólo a un pequeño número de personas que han pasado por la lengua común” (Prefacio, 1762). Este principio se ha mantenido la suya.

La etimología que se guió por cierto, en parte, cuando los académicos franceses primero fueron determinar la ortografía. Debates ortográficas no eran menos fuerte en el medio del siglo XVII de lo que eran entonces.Al tiempo que expresa su compromiso con la antigua ortografía, la Academia estaba muy lejos en esta primera edición, que se abstengan de cualquier mejora (distinción gráfica de i y j, u y v de, la eliminación de las consonantes redundantes, etc). Cualesquiera que sean las críticas que se han dirigido a la ortografía académica de 1694, fue el punto de partida de una evolución que la Academia decidió facilitado o grabado desde 1740 en sucesivas ediciones de su diccionario.

Tres siglos después de la primera edición de su diccionario, la Academia ha cambiado poco en los principios. Si la noción de uso en la actualidad se basa en una base más amplia que la XVII ª siglo , el respeto del buen uso es más necesario que nunca. La Academia no tiene la intención de reflejar simplemente el lenguaje ni reflejar cualquier idioma. Tiene la intención de recordar que hay una comunidad de personas que, después de haber compartido la lengua francesa, asumir la responsabilidad. En esta Academia es fiel a sí mismo.

sceau_richelieu

En 1992, la Academia publicó el primer volumen de su Diccionario (de A a Enzyme),en 2000, el segundo volumen (del Eoceno aGlobe) y 2011, el tercero ( caballa en Quotity).cuestión de cuarto volumen, que se está elaborando, se publicó por entregas en la sección “Documentos Administrativos” en elDiario Oficial, como y medir el progreso de la Sociedad. Hasta la fecha, puede ser un poco más de dos tercios de vocabulario de uso común ha sido procesado. Difusión de los tres volúmenes, publicados conjuntamente por la Biblioteca Fayard Arthème y Imprimerie Nationale, es proporcionada por la Biblioteca Fayard, 13, rue du Montparnasse, 75006 París.Si trescientos años después de su presentación ante el rey, el Dictionnaire de l’Académie permaneció viviendo trabajo, es porque simboliza el vínculo, absolutamente excepcional, que une a una nación en su idioma, varias naciones en su idioma común .

Academia Philharmonicum
Academia Philharmonicum (Photo credit: jay galvin)

La Academia se había reunido por primera vez en uno u otro de sus miembros, se dejó en julio 1639 con la canciller Séguier luego, en 1672, instalado en el Louvre por Colbert.Finalmente se realiza en las antiguas Collège des Quatre-Nations, tras el Decreto de 20 de marzo de 1805, que dio al palacio a las tres clases del Instituto de Francia. Es decir, doce años después de la abolición de las academias (8 agosto 1793), inspirado en Chamfort.

La misma Academia no fue, sin embargo, permaneció cerrado a la Ilustración, al contrario. Hasta mediados del siglo XVIII abiertos también a los prelados y nobles y hombres de letras (elección Montesquieu en 1727 y Marivaux en 1742), la Academia inició su aggiornamento con las elecciones de Voltaire (1746) y Duclos (1747), que se convirtió en secretario permanente y el de d’Alembert en 1754, que sucedió a Duclos en sus funciones. En 1760, Voltaire tenía la mayoría de la Academia activo, lo que refleja los puntos de vista de gran parte del público lector y cumplido las aspiraciones de los hombres de letras.

Academias e negócios
Academias e negócios (Photo credit: L.A. Fitness Solutions)

La evolución de la sociedad y de la República de las Letras activar la Academia del siglo XIX para ser abierto a los representantes de los géneros que no se encuentran bastante su lugar, al igual que la novela, y en conjunto, además de los grandes románticos sagrado y consagrado (Chateaubriand, Lamartine, Hugo, Vigny, Musset o Nodier), los políticos y clérigos, periodistas, críticos y estudiosos, dramaturgos, poetas, historiadores y estudiosos. Algunos fallos (la de Baudelaire, uno de Zola) no hace nada empañó el brillo de la Academia Francesa que, durante la República de tercer y cuarto podrían reunir diversas personalidades como Littré (1871), Renan (1878 ), Taine (1878), Louis Pasteur (1881), Ferdinand de Lesseps (1885), Leconte de Lisle (1886), Ernest Lavisse (1892), Heredia (1894), Anatole France (1896), Émile Faguet (1900), Edmond Rostand (1901), Maurice Barres (1906), Henri Poincaré (1908), Raymond Poincaré (1909), Henri de Regnier (1911), el mariscal Lyautey (1912), Henri Bergson (1914), Georges Clemenceau (1918), Mariscal Foch (1918), Paul Valéry (1925), François Mauriac (1933), Georges Duhamel (1925), Jacques de Lacretelle (1936), André Maurois (1938), Louis de Broglie (1944), Paul Claudel (1946) Marcel Pagnol (1946), Giulio Romano (1946), Étienne Gilson (1946), Maurice Genevoix (1946), Jean Cocteau (1955), etc.

Louis XIII on horseback, with Cardinal Richeli...
Louis XIII on horseback, with Cardinal Richelieu at the Siege of La Rochelle. (Photo credit: Wikipedia)

La Academia también ha expandir largo de los siglos una misión de la filantropía, posible gracias a la administración de las donaciones y legados que se han hecho y por la que se otorga cada año sesenta premios, incluyendo gran Premio de Literatura, la novela, el drama, la poesía, la historia, el precio del Ensayo, críticos, radiación Nuevo, francés y del Gran Premio de la Francofonía creado por iniciativa del gobierno canadiense y complementada por diversas donaciones, incluidas las del Principado de Mónaco y el Reino de Marruecos.

En cuanto a la lengua de todos los vínculos entre la comunidad de habla francesa, la Academia tiene la intención de hacer valer, en cualquier circunstancia, los intereses, y su presencia en las instituciones francófonas.

Sin embargo, como Paul Valéry escribió en 1935, “a pesar de que disponen de una carta que le asigna el deber de observar y registrar los estados sucesivos de la lengua, y aunque estaba de acuerdo para tratar de recompensar literario que se somete a su competencia […] la Academia Francesa no se reduce a juicio universal en una sociedad compuesta por un diccionario que cada año rinde homenaje a los méritos distinguidos ella “.

English: Academia Colombiana de la Lengua, cos...
English: Academia Colombiana de la Lengua, costado suroccidental. (Photo credit: Wikipedia)

Tal vez el “misterio”, que se utilizó para definir Paul Valéry ser y la sostenibilidad de la Academia francesa que está en su capacidad de trascender cualquier especialidad en un objetivo universal, y se reúnen bajo el hermoso palabra de las diversas manifestaciones de la Compañía y más nobles del genio francés.

La elección de Leopold Sedar Senghor de la Academia Francesa en 1983, y su recepción, al año siguiente, en presencia del Jefe de Estado, patrona de la Academia, marcó un momento de importancia muy alta en el historia de nuestra compañía.

Con él, no era más que el profesor de gramática, el ex presidente de la República de Senegal, el gran poeta conocido y reconocido en todas partes, el hombre del diálogo entre culturas y religiones, el bardo de mestizaje y lo universal, que quedó bajo la cúpula, que era todo de aquellos que comparten la lengua francesa es el conjunto Francofonía.

Revelando así la Academia Francesa en sí mismo, Leopold Sedar Senghor ha hecho, de alguna manera, el destino de nuestra lengua común, que es una de las figuras más notables.

petite_salle_institut

bandeau-immortels

La organización

La Academia Francesa se ​​compone de 40 miembros , entre ellos un secretario permanente , que representa la Sociedad en las ceremonias oficiales. Su forma jurídica es la de una persona jurídica de derecho público estatus especial bajo la protección del Presidente de la República. La Academia funciona libremente y goza de autonomía financiera bajo el control exclusivo del Tribunal de Cuentas.

Acadèmia (i)
Acadèmia (i) (Photo credit: Jose Téllez)

Sesión ordinaria

De 1816 a 1910, la Academia se sentó en martes y jueves. Desde 1910, ya no se reúne una vez a la semana  el jueves a las 15h, en privado, en un programa preparado cada semana por el Secretario Permanente, en la oficina en todas las reuniones ordinarias de la Compañía o solemne .Esta oficina también se compone de un canciller y un director elegido cada tres meses.

En caso de ausencia a una reunión, el Secretario Permanente será sustituido por el miembro de más edad del Comité de Administración, o en su defecto por otro miembro de la Comisión, aun cuando el decano de la elección académicos presentes.

Las reuniones públicas

La Academia, que regresó el pasado jueves de septiembre, celebra su reunión pública anual elprimer jueves de diciembre . Los miembros de la Compañía deben ser vestida. La reunión fue presidida por el Director de la Academia, que presenta los precios del discurso. Dos otros discursos marcan la sesión, el discurso sobre la virtud y de la Secretaría Permanente. Los galardonados este año son invitados a esta sesión solemne. El público también podrá asistir por invitación.

Recepción de una materia académica de una reunión pública bajo la cúpula.

Comisiones

La Academia se reúne comités para gestionar los activos de la Sociedad, escribiendo su Diccionario,otorgó su premio. Se renuevan cada año y presidido por el Secretario Permanente.

  • Comisión Administrativa

Ella es responsable de la gestión de los activos de la Sociedad: dotaciones, fundaciones, bienes muebles e inmuebles, cartera. Como tal, el Secretario Permanente autorizar los gastos y firmar todos los comprobantes: sueldo, premios, becas, ayudas, becas, ofertas de trabajo, impuestos, seguros, contratos, escrituras de compra, venta o alquiler de patrimonio interesante.

Secretario Permanente dirige la revisión de Inglés y preparando su edición, y antes de la publicación de la obra de la Academia.

  • Comités Literarios

Grand Prix, Grand Prix du Roman, Premio de la Francofonía, Premio de Poesía, Premio de Literatura de y Filosofía, Historia y Sociología de precios, Premio de Teatro y Cine. Los miembros deliberan sobre los libros recibidos durante el año, preparar informes y votar en junio, el precio será otorgado.

  • Comisión trabaja Social

Este Comité se encarga de examinar caso por expedientes de las familias y las solicitudes de becas que se le presenten.

jeton_maalouf.jpg

Compensación y presencia simbólica académico

Distribución de la compensación obedece a nivel académico bastante complicado. En la actualidad, los miembros de la Academia Francesa recibir un monto neto de aproximadamente € 3.810 por año (gastos incluidos). Cuatro decanos de edad y cuatro beneficio elección de decanos doble indemnización.